Aug 11 2005

This post is also available in: Inglés

Una Declaración del Campo de la Protesta de Kárahnjúkar

Nos hemos reunido para protestar contra la continua destrucción de la ecología global en favor del interés de ganancias corporativas. Hemos venido a aquí a colaborar en una lucha pintada como nacional, pero que en realidad es mucho más amplia: desde las Presas de Narmada en India, a la Presa propuesta de Ilisu en Turquía, la historia es la del gran negocio y el gobierno opresivo. La lucha para salvar nuestro planeta, como la lucha contra la inhumanidad, es global, así que nosotr@s tenemos que serlo también. Estamos aquí para evitar que el Pantano de Kárahnjúkar destruya la última extensión virgen más grande de Europa Occidental. La industrialización de recursos naturales de Islandia no sólo destruirá vastos paisajes de gran belleza natural y de importancia científica, sino que dañará también especies como el reno, la foca y algunos peces, y el ganso de patas rosas que ya está en peligro, así como varias otras especies de pájaros. Por este vandalismo sin cabeza contra la naturaleza, la industria del turismo islandesa se verá afectada y también la salud y la vida de las personas islandesas. Esta industrialización acarreará unos niveles de contaminación que Islandia no ha visto antes.

El dióxido de azufre, el Nitrógeno, y muchas otras sustancias químicas utilizadas para procesar el aluminio, son todos causantes de la barbarie ecológica innecesaria y miope de la industria de aluminio completamente guiada por las ganancias. Bajo la carga de Kárahnjúkar, sólo uno de los muchos diques planeados, los ríos se ahogarán, y las personas se ahogarán. Si esta presa sigue adelante, preparará el terreno para diques semejantes en ríos glaciares por todas partes del interior de Islandia; Thjórsárver (protegido por el tratado internacional de Ramsar!), Langisjór (uno de los lagos más hermosos de Europa), los ríos en la región de Skagafjördur y Skjálfandafljót. Todo esto únicamente para generar energía que necesitan las empresas del aluminio.
Si se permite que esto suceda, Islandia se encontrará ante el mismo triste destino que otras comunidades que han sufrido los efectos de proyectos semejantes. Por todo el mundo, las personas se unen para oponerse a las mentiras, la corrupción y la opresión engendradas por corporaciones y gobiernos semejantes. Con este espíritu, nosotros pedimos que todo aquel que se oponga al Pantano de Kárahnjúkar organice o tome parte en acciones de solidaridad globales o locales.

El mundo no se muere, lo están matando; no hay excusa para el silencio.

Leave a Reply

Náttúruvaktin